TNA. Alvear. Jerónimo Trezza “Me siento de la casa”

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...
Jerónimo Trezza (29), llegó a Alvear de la mano de Leandro Ramella, hace 6 años, desde su Mar del Plata natal. Con 23 años, comenzó a trabajar en las formativas del club, mientras se desempeñaba como asistente, primero de Ramella, luego de Jorge Caballero. Desde el año pasado es entrenador en jefe del TNA, que hoy se encuentra entre los mejores 8 de la temporada. Uno contra uno, con el entrenador del equipo chaqueño. Su relación con el club, el basquet de Villa Angela, del Chaco, y lo que viene para albinegro.

LN: La transición de asistente a entrenador en jefe no es fácil. ¿Cómo fue para vos?
JT: Sin dudas la transición no es fácil. En principio, tuve la suerte de dirigir en el primer año como entrenador en jefe a varios jugadores que yo ya conocía de mi etapa como asistente, lo que me facilito las cosas desde el punto de vista del entendimiento y la confianza con los mismos. Me parece que la principal diferencia radica en la toma de decisiones que tiene que asumir el entrenador, saber que no siempre se puede conformar a todos y tratar de convencer de que cada uno es importante en su rol para lograr los objetivos colectivos. También vale remarcar que el principio del proceso como entrenador en jefe no fue bueno, en cuanto a resultados, sin embargo siempre tuve el pleno apoyo de todos los involucrados, dirigentes, cuerpo técnico y jugadores que tenían confianza en el trabajo y que hicieron todo lo posible para revertir la situación..
LN: Venís trabajando en formativas  y en liga hace unos años con Alvear. Sabemos que los procesos o proyectos a largo plazo son difíciles de sostener en el básquet argentino. ¿Cuál es la fórmula para tu relación con Alvear?
JT: Sinceramente la relación con Alvear es algo que se fue formando dia a dia, temporada a temporada, en cada una de mis etapas en el club, desde la función que me haya tocado llevar. Desde que llegue al club en el 2008, la mayoría de la gente que esta es la misma, lo que hizo que se genere una confianza muy grande. Desde el primer día personas como Atilio Levitt o Rodrigo Aranguren se mostraron muy predispuestos para que a mi no me falte nada en mi estadía en Villa Ángela. Por otro lado, siempre tuve total libertad para poder desarrollar mi trabajo con tranquilidad, creo que eso habla muy bien de la dirigencia, que confiaba plenamente en la persona que me  había traído para que tome las decisiones del equipo (Leandro Ramella), y fue quien explico que necesitaba un asistente y es ahí cuando entro en el club, y con 23 años me vengo desde mar del plata.
Y por ultimo he tenido  la suerte de dirigir excelentes camadas en formativas lo que brindo resultados, a su vez, los primeros años con Leandro a nivel profesional fueron buenos, con excelentes resultados, lo que hace que se genere mas confianza en el trabajo de cada uno y siempre suma. A nivel profesional siempre mandan los resultados.
LN: Villa Angela logró mantener las dos plazas del TNA para el año que viene. ¿Qué impacto crees que tenga para la ciudad y la región?
JT: Sin dudas el impacto tiene que ser positivo y así creo que va a ser. En este momento la cuidad tiene que sentir el privilegio de ser la única que tiene 2 equipos en la categoría. El clásico es una situación hermosa que se vive con una energía diferente. Hace bastante tiempo que estoy acá y me parece importante resaltar el respeto con el que se vive la rivalidad. Acapara la atención de todos, se siente todos los días pero con total normalidad, sin violencia, sin actos lamentables. Ojala día a día los clubes puedan sumar mas gente para que apoye y de una mano en esta empresa que por momentos se vuelve complicado de manejar.
En cuanto a la región, yo creo, con total humildad, que es una zona donde el básquet se vive con mucha pasión. Está instalado en la población como el deporte profesional por excelencia y se nota desde hace años con muchos equipos disputando todos los torneos en sus diferentes niveles. (Progre, Alvear, Italiana, Española, Uncaus, Comercio, Social, Unión y Fuerza, Sokol, etc). Hay mucha gente que viaja a mirar los juegos del TNA y siempre es un incentivo, es un apoyo para los clubes, que tienen intenciones de llegar a ese nivel.

LN:Hace ocho años que el básquet de liga se instaló en la provincia con continuidad, pero la proyección de jugadores de “cantera” no tuvo mucho desarrollo. ¿Qué falta?
JT: Es así, la proyección de jugadores  no tuvo mucho desarrollo y creo que sucede por varios factores que confluyen y que se unen. Desde mi experiencia puedo hablar por lo que he visto estos años trabajando en Villa Ángela y lo primero que puedo nombrar tiene que ver con la mentalidad de los chicos. En estos años me  he encontrado con muchos chicos talentosos o con condiciones  que simplemente ya tenían claro que iban a seguir una carrera universitaria o que iban a trabajar y no estaban plenamente seguros de llevar adelante el sacrificio y el trabajo constante que implica formarse como jugador profesional, no solo desde lo deportivo sino desde lo físico, lo mental hasta lo social, lo cotidiano o el descanso. 
Por otro lado la competencia interna siempre es importante, la cantidad y la calidad de la competencia. Los chicos necesitan jugar la mayor cantidad de veces posibles, y si se puede contra los mejores de su edad para poder elevar su nivel  de desarrollo. A veces existe un largo  tiempo donde  los chicos se quedan varias semanas sin jugar, y eso no es bueno.
Por ultimo, es muy importante, me parece que las personas que manejan los clubes tienen que entender que el básquet profesional dura 7, 8 meses y hay que empezar a pensar en lo que queda todo el año en las instituciones. Tratar de mejorar los servicios, la infraestructura, la calidad de los profesionales. Lograr  que el club tenga movimiento constante de socios y no que quede despoblado cuando termina la temporada profesional.
LN: Alvear, tanto con Ramella, como con vos se caracterizó por resultados y perfil bajo. ¿Cómo se trabaja ese equilibrio?
JT: El perfil bajo es una línea claramente impuesta por Leandro Ramella en su llegada al club, y con total humildad, creo que tiene que ver con las personalidades de cada uno. La dirigencia del club siempre se ha manejado de esa manera también, tanto en los buenos como en los malos resultados nunca han tomado decisiones en caliente y hasta pocas veces han hablado de temas referidos a lo deportivo como puede pasar en  otros lugares.
A partir de ahí, y volviendo a Leandro. Mis años al  lado de él me sirvieron para ir viendo todo este tipo de desenvolvimiento (también Jorge Caballero), y además creo que suma mucho la cantidad de jugadores experimentados y, a su vez, humildes y de perfil bajo que fueron pasando por el club en las diferentes temporadas. Demostrando que los resultados son producto del día a día, de la convivencia y no simplemente quedarse con lo que paso en los 40 minutos del juego. Realmente, no es fácil mantener el equilibrio, más cuando  se ven ilusiones en todos los involucrados, hay que tratar de recordar permanentemente que fue lo que hizo que las cosas salgan bien y mantener los pies sobre la tierra.
LN: Más allá de lo que pase de aquí en más. ¿Se cumplieron los objetivos de la temporada?
JT: Los objetivos de la temporada los fuimos poniendo de acuerdo al funcionamiento de equipo y al momento en el que estábamos, sin dudas nos armamos tarde y lo primero que queríamos era no descender. Teníamos en el equipo varias apuestas y teníamos que ver como respondían. 
La segunda fase nos encontró bastante arriba, lo que hizo que fuéramos por la clasificación a Play Off y luego por tener localía y estar entre los 4. Hoy nos encontramos entre los 8 mejores del torneo, sabiendo que seguramente tendremos un rival durísimo como el anterior, con desventaja deportiva, pero con la ilusión intacta de tomarnos partido a partido como el último para poder avanzar en el torneo.
¿Trezza hasta cuándo en Alvear? 
JT: Tengo una excelente relación con toda la gente del club, no me alcanzan las palabras de agradecimiento para todas las personas que están, de una u otra manera, involucradas con Alvear. Ellos me han abierto las puertas del club y han depositado toda su confianza desde el primer día que llegue  desde MDP de dirigir mini-Básquet. Me han hecho sentir muy cómodo siempre, dentro y fuera de la cancha y hay personas acá que van a ser mis amigos toda la vida. Ojala el club pueda tener la certeza de continuar en el torneo por muchos años mas, uno nunca sabe que le depara el futuro, pero me  siento de la casa y me quedaría si las cosas se dieran  así.

Un poco más de Trezza
Jerónimo Trezza llegó a Alvear en 2008, para la  Liga B. Fue asistente 2 temporadas de Leandro Ramella, tras lo cual Alvear logra el ascenso. Fue asistente 2 años mas en el TNA, uno de Ramella y otro con Jorge Caballero. A partir del año pasado es entrenador en jefe de estos los equipos de TNA.
Durante las 4 temporadas como asistente dirigió categorías formativas del club U15, U17 y U19. Con la categoría U17 y U19 de los jugadores 92 y 93 lograron clasificar a semis de la Liga Nacional.
Formado como jugador en el club Kimberley de Mar del Plata, hasta los 16 años. De allí pasó a Quilmes de Mar del Plata donde siguió jugando y comenzó el profesorado de Educación Física en el 2003. Empezó a colaborar con las escuelitas de mini básquet, a hacer planilla en liga juvenil.
A la hora de hablar de los entrenadores con los que se fue formando, Trezza nombró a   Nicolas Mengoni, Luis Fernández, J.L. Guiburu,  Leandro Ramella, Osvaldo echeverria, el “Ruso” Bonfiglio, Ricardo Narvaez.

Por: Mariana A. Alegre
La Naranja está en el Aire
Fotos: Villa Angela Hoy, Sports Producciones 

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

Mariana Alegre

Mi nombre es Mariana Alegre. Soy Periodista.Técnica en Periodismo Integral y Deportivo, me falta la tesis para ser Licenciada en Periodismo (tesis en curso).Desde hace 16 años que trabajo en el Periodismo Deportivo, primero en Rosario, ahora desde mi Charata natal, mañana quién sabe donde.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *