Stefano Pierotti: “Muchos dicen la 98 es una generación de oro, pero el tiempo dirá si pudimos explotar”

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

Stefano Pierotti, base misionero que juega en el Baurú de Brasil (sub campeón de la NBB), fue una de las novedades en la convocatoria de la selección U18. Pierotti fue el jugador extranjero más joven en debutar en la Liga Nacional de Brasil (con 17 años, ante Caxias do Sul, en noviembre del 2015), pero el basquet está en su familia desde hace un par de generaciones. 

bd511ed4320b249b55b082106fccd070

El abuelo de Stefano, Victor Anjo Pierotti fue uno de los primeros entrenadores de Misiones, su papá Victor Pierotti, también es entrenador (Siglo XXI), por lo cual el básquet está en los genes de este base, cuyo ídolo es Manu Ginobili, y  que siendo muy jóven, decidió continuar su formación en Brasil, pero que sintió “mucha felicidad”, cuando llegó la convocatoria para la selección Argentina U18 que jugará en Chile el Pre Mundial.

-Contame un poco, para los que no saben, ¿por qué decidiste continuar tu formación en Brasil?
Misiones es una provincia cercana a Brasil, y con Siglo XXI (NdR: club de Argentina donde se formó), jugamos siempre mucho con Brasil, y poco a poco fueron apareciendo algunas propuestas, casi en broma, porque era muy chico. Hasta que en 2014, estando en un Sudamericano de clubes en Curitiba, a mi papá que es entrenador () le dijeron que Baurú estaba buscando un base para desarrollar en formativas. Pedimos referencias, y nos aseguraron que eran de los clubes con trabajo más serio y comprometido, y con excelentes entrenadores. Entonces, en agosto de ese año fui a hacer una prueba y me encantó el lugar, y la estructura. Ellos me dieron la aprobación, y así me incorporé en enero de 2015.
Debo reconocer que también influyó en mi elección que no se dio un interés verdaderamente concreto de los clubes de mi país, y yo tenía la decisión de intentar, al menos ser un jugador, y hacerlo profesionalmente.
¿Cómo tomaste, en primer lugar la convocatoria, y después esta chance de quedar en el plantel que va a jugar el Pre Mundial?
¡¡Con mucha felicidad!!. Ya había estado en 2013 convocado a una preselección U15, y el pasado sentí que no se habían acordado de mí para la convocatoria a la U17, para el Sudamericano de Chaco, así que por suerte me convocaron, y pude quedar en este proceso, que imagino es el sueño de todo jugador joven. La chance es fascinante, ponerte la camiseta de un país, es un privilegio que no muchos tienen, así que daré todo para aportar lo máximo al equipo.
Son dos los jugadores de este plantel los que están jugando afuera, vos y Franco Acosta. ¿Qué pensas que puede sumar tu experiencia en Brasil?
Con Franco las realidad es distinta, ya que él vive en España por una cuestión familiar, y yo elegí jugar en otro país, porque encontré y me dieron una opción sólida. En eso recuerdo siempre lo que me dice mi papá: “ningún ser humano puede ser impedido de desarrollar su sueño, con el poco o mucho talento que pueda tener, en el lugar del planeta que quiera, así como nuestros bisabuelos vinieron de Europa desarrollarse y creer en Argentina y Brasil, en el siglo pasado”. El me repite cada tanto eso.
Quizá pueda aprovechar que conozco a todos los chicos de Brasil, porque he jugado contra casi todos, y dos de ellos juegan conmigo en Baurú (risas). Hablando en serio, creo que jugará allá me ayudó a leer y organizar más el juego, sin tanta vorágine como jugaba acá, y alimentar al juego interior. Son dos cosas en las que, creo, más evolucioné y puedo aportar.
¿Cómo es tu vida allá, y cómo es el trabajo que clubes como Baurú hacen en el desarrollo?
Como vida, muy tranquila!. Baurú es una ciudad hermosa, tranquila, que tiene de todo, sumado a la excelente estructura que nos brinda el club, con una casa super cómoda, pileta de natación, buena alimentación, transporte, atención médica cuando necesitamos, así que solo tengo que dedicarme a entrenar y entrenar, tratando de progresar lo máximo posible.
Todos dicen que el trabajo de Baurú es de los mejores de Brasil, con el objetivo de promocionar su cantera juvenil, y para eso cuento con los entrenadores André Germano y Hudson Previdelo, a partir de U19, y a ellos se agrega Demetrius Ferraciú, en la liga que también gusta de promocionar juveniles. Tampoco me quiero olvidar de Jhonatan Cintra, que me dirigió el año pasado en U17.
El entrenamiento es intenso, y casi todos los días en doble turno, así que ni siquiera tengo tiempo de aburrirme, además integré desde el primer partido el plantel profesional que fu sub campeón de la Liga esta temporada.

bauru-basquete13
¿Tenés ganas de volver al básquet de Argentina. Qué tendría que darse, y cuánto puede influir el tema selección?
Pregunta complicada (risas). Mi objetivo es continuar y completar mi desarrollo como jugador, ya que me queda mucho, mucho, mucho por aprender, y quisiera hacerlo en Baurú por unos años más, mientras tenga el espacio de juego para poder desarrollarme. Después, no descaro jugar alternativamente en los dos lados. Pero eso, hoy por hoy, como un sueño nomás, por eso no me puse ni a pensar en que tendría que darse.
La selección es la vidriera, y obviamente ha influido sobre que me conozcan, y sepan que estoy jugando fuera de Argentina. Ya le han preguntado por mí, algunos clubes a mi papá, pero él, además de agradecerles, les dijo que mi decisión es quedarme en Baurú, donde tengo todas las expectativas.
Esta es una camada sobre la que hay mucha expectativa. ¿Cómo manejan eso ustedes, y qué perspectiva tenés para el torneo?
Muchos dicen que los 98 son una generación de oro, lindo es escucharlo, y encima poder ser parte del grupo, pero eso lo dirá el tiempo: si podemos explotar, y ratificar que fue así.
Desde mi punto de vista, y recordando una frase que me gusta y me guía: “En el único lugar que éxito está antes que trabajo, es en el diccionario”. Creo que tenemos que seguir sacrificándonos para llegar lo más lejos posible.
Las perspectivas son lograr la clasificación al mundial, imaginar eso es un sueño. Así que primero, lograr eso y después con eso en concreto ganar el cruce de semifinales y lograr hacer podio.

Mariana A. Alegre La Naranja está en el Aire

Fotos: Primera edición web/ Bauru. 

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *