El factor mental en el desarrollo de jóvenes talentos

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

Este artículo comenzó a gestarse hace un largo tiempo con las charlas con entrenadores, padres, y jugadores, pero hace pocos meses, comenzó a materializarse. Leyendo un verano el libro “El Señor de los Talentos”, de Julian Mozo, sobre Manu Ginóbli, el factor “mental”, aparece en todas las facetas como algo determinante. En este artículo-entrevista, con padres, entrenadores, y un psicólogo deportivo, se busca aportar algo más a está parte de los deportistas en formación, sobre la que poco se habla. Los invito a leer.

juani-y-lautaro

En la búsqueda de la “nueva generación” de básquetbolistas de Argentina, las redes sociales, y diferentes artículos periodísticos hablan constantemente de los diferentes atributos que tienen jóvenes talentos del básquet nacional; jóvenes que antes de cumplir 16 años ya debutaron en la exigente Liga Nacional, y formaron parte de selecciones formativas de sus provincias y de Argentina, campus internacionales, y que tienen además los ojos y opiniones de entrenadores, periodistas y “buscadores de talento”, sobre su día a día. Pero, ¿qué papel juega lo mental en la formación, cómo se construye, cómo se trabaja lo mental, qué incidencia tiene en el desarrollo de deportistas en la actualidad?. ¿Qué papel cumplen los entrenadores y padres en estos aspectos, y cuál es el rol de los profesionales de la sicología en los equipos deportivos?. Comencemos a buscar las respuestas.

Fortaleza mental
“Por fortaleza mental se entiende el conjunto de habilidades psicológicas y estrategias efectivas de afrontamiento, que posee un deportista para controlarse perceptiva, cognoscitiva y emocionalmente ante todas las situaciones estresantes propias de la competencia como los momentos críticos, su propio rendimiento, el resultado y los factores externos adversos (familia, entrenador, público, jueces y rivales) para sobreponerse y responder con sensación de reto deportivo” (1)
… “Algunos tienen el físico, y otros, la cabeza. Algunos cuentan con las dos cosas, aunque no aman el básquet. Y quizá haya varios que tienen esos tres atributos, pero no les gusta entrenar. Manu tiene todo, el paquete completo, por eso es único”. (Oberto sobre Ginóbili) (2)

Claudio Vasalo es licenciado en psicología, con vasta experiencia en psicología aplicada el deporte de alto rendimiento. Presidente de Match Gestión del Rendimiento. Docente en ENEBA Córdoba. Coordinador de docencia e investigación, y miembro del Departamento de Medicina del Deporte de la Universidad Nacional de Córdoba.

-Muchos proyectos de clubes tienen la idea (aunque no todos lo cumplen) de incorporar un sicólogo a las formativas. ¿Qué rol podría cumplir un profesional de este tipo en estas categorías?
Esencialmente podría desarrollar las habilidades mentales que se relacionan con el deporte (confianza, motivación, concentración, control de ansiedad, trabajo en equipo, desarrollo actitudinal, etc) de la misma manera que se desarrollan las capacidades físicas, las capacidades técnicas y las capacidades tácticas. Además desde nuestra perspectiva se contribuye mucho a mejorar el “disfrute” de la experiencia deportiva.

-La partida de jugadores muy jóvenes (entre 14 y 16 años) a clubes de Liga Nacional, provenientes de clubes del interior, ha generado cierto debate en cuanto a este desarraigo que no es sólo geográfico, sobre cuál es la edad ideal para dar este salto. ¿Se puede hablar de una edad ideal, o tiene que ver con cada caso particular?
Si bien es necesario remarcar que cada caso es único y singular, podemos decir que no sólo depende de la edad cronológica sino también de otros factores que influyen en la calidad de la experiencia de arraigo o desarraigo del deportista.
Lo principal a determinar es la motivación del deportista y la orientación de esa motivación. Es decir, ¿el joven quiere ser basquetbolista? ¿Tiene en claro que este proyecto es un intento o una posibilidad de desarrollo pero no una garantía de que va a llegar a ser profesional? En muchas oportunidades nos encontramos con jóvenes que confunden intento con logro y que creen que el camino al profesionalismo es directo, sin obstáculos y que con sus cualidades técnicas o con sus habilidades físicas alcanza, y la realidad nos muestra que es bastante distinto.
Es importante relevar este nivel motivacional no solo en el joven sino también en su entorno próximo, en su familia. Si la familia sabe que el deportista inicia un camino y tiene en claro todo los beneficios asociados y todas las demandas concretas que tiene transitar este camino, la experiencia es idéntica a realizar la escolaridad secundaria en una institución fuera de la localidad de residencia.
Si el deportista y su familia tienen claro de qué se trata el camino, cuales son los obstáculos frecuentes y que alternativas tienen para transitarlo efectivamente la sensación de desarraigo es menor y por el contrario, las habilidades de socialización se potencian por enfrentar nuevos espacios.
Otro aspecto a tener en cuenta es el perfil de la institución receptora y el programa de adaptación que tengan desarrollado.
Estrictamente en cuestiones cronológicas, el deportista debiera acceder a estas experiencias a partir del momento en que pueda hipotetizar acerca de acciones futuras, no antes de los 13 años de edad estimativamente y con la posibilidad de diferenciar la particularidad de los casos en función del nivel de estimulación recibido.

-Dentro de este marco, hay jugadores que sobresalen muy jóvenes y que a los 15 años ya tienen sus primeros minutos en la Liga A, se les suman selecciones, campus; y con las redes sociales se exponen a opiniones (negativas y positivas). ¿Cómo podría un adolescente manejar la presión y la motivación?. ¿Son mentes privilegiadas aquellos que pueden hacerlo?.
Lo que siempre recomendamos en este sentido es poner el foco, toda la atención en jugar lo mejor posible y no estar pensando todo el tiempo en que pasará si las cosas salen bien o mal. Es necesario que los deportistas jóvenes reconozcan que en el desarrollo profesional las cosas salen bien en ocasiones y en otras ocasiones no tan bien. Eso es lo primero, plantear expectativas realistas. Lo segunda recomendación es enseñar a no dramatizar las situaciones que no salieron de acuerdo a lo esperado y finalmente el tercer aporte, es reconducir la energía a mejorar el rendimiento y aprender o consolidar nuevas destrezas. Foco en jugar mejor cada día, y si las cosas no salen como se esperaba, arriba que mañana hay revancha.

-Se habla mucho del talento natural, de la capacidad física, fundamentos, altura. ¿Qué lugar ocupa lo mental dentro de las condiciones a tener en cuenta en un deportista que se está formando para ser profesional?.
Apostamos al desarrollo integral del deportista. No consideramos una faceta del desarrollo por encima de otras, todas son complementarias, desde allí se debe encarar el entrenamiento y la formación de los deportistas. Formación integral.

-Sin duda que cada cual en su rol cumple una función, pero no todos los clubes pueden tener un sicólogo en el club. Se habla mucho del aspecto sicológico por parte de los entrenadores, y aunque el concepto queda reducido a “motivador o no motivador”, ¿cuánto podría influir o ser necesario, que un entrenador trabaje también este aspecto mental, en las categorías formativas?.
Consideramos por nuestra experiencia con entrenadores deportivos que el entrenamiento psicológico lo ayuda en dos sentidos concretos: por un lado le brinda herramientas y recursos concretos para que optimice los recursos y la calidad de la experiencia deportiva de sus deportistas; y por el otro, permite que el propio entrenador cuente con más recursos en dirección e equipos, dominio del estrés competitivo, y como consecuencia de ello disfrute personalmente mucho más del deporte.

La psicología en el entrenamiento
La preparación psicológica de los atletas según Forteza (1992) es una tarea teórico-práctica de gran importancia para la psicología deportiva actual, ya que se necesita desarrollar la personalidad integral de los mismos, al contemplar en el programa de enseñanza, que esta preparación “…Está ligada al conocimiento profundo de la personalidad del deportista, lo que abarca tanto la naturaleza psicológica general del individuo, como la valoración de sus particularidades individuales.” (4)
…“Tiene el mismo amor por el triunfo y su maníaca competitividad es igual a la de Jordan o Kobe. No tiene sus capacidades atléticas, pero si el mismo espíritu y desesperación por triunfar. Posee, además, un gran conocimiento del juego y hará siempre lo que se necesite para ganar” (Popovich sobre Ginóbili)…
…”Y logró que la mente de Manu estuviera libre para crear, porque él saca lo mejor cuando su juego fluye y no piensa tanto…” (Bruce Bowen sobre Popovich y Ginóbili)
..”Sucede que detrás de esa potencia física siempre estuvo su gran inteligencia”… (Messina sobre Ginóbili) (3)

13612402_930284143765151_3621618598770107502_n

Los entrenadores cumplen diversas funciones, no solo la de brindar conocimiento técnico a sus dirigidos, y son muchas veces el factor clave en la formación. Maximiliano Seigorman, entrenador. Entrenador de la selección Argentina U17 (Sudamericano 2015) y Selección Argentina U18 (Pre Mundial U19) Director Nacional del Programa Nacional Formativo de CABB

¿La selección trabaja con psicólogos deportivos?
La selección tiene previsto el trabajo con psicólogos deportivos, ya sea de manera directa con los jugadores o a través de una serie de actividades grupales, la idea es sistematizar los trabajos para hacer que el plan de desarrollo sea integral y verdaderamente formativo, lo bueno que tiene este tipo de trabajo multidisciplinario, incluye además la participación de nutricionista, preparadores físicos, médicos, kinesiólogos. Estamos convencidos de la manera de trabajar para lograr el máximo desarrollo de nuestros jóvenes.
¿Cómo seleccionador tiene conocimiento de clubes de liga que incorporen este tipo de profesional?
En algunos casos si los tienen incorporados al staff, algunos otros lo utilizan de manera aislada, otros realizan actividades aleatorias durante algún momento especial de la temporada. Necesitamos establecer un formato, sobre todo en los jóvenes para poder potenciarlos. Ayudarlos a seguir creciendo.

Como entrenador, ¿qué piensa que pueda aportarle un sicólogo a la formación de los jugadores, y a ustedes como entrenadores?
Creemos que es una parte mas de la formación, y pienso que ayuda mucho a pensar en qué dirección van nuestros objetivos, pueden despertar quizás, algún potencial que los chicos tienen, que por algún motivo no lo pueden hacer explotar. No pensamos en una solución sino verdaderamente en potenciar individualidades o convencimiento de los objetivos grupales.

-Se habla mucho del talento natural, de la capacidad física, fundamentos, altura. ¿Qué lugar ocupa lo mental, dentro de las condiciones a tener en cuenta en un deportista que se está formando para ser profesional?.
En respuestas anteriores resaltamos la importancia de la formación integral, hay chicos con un gran potencial que deben formarse para lo que les va a suceder en su futuro. En muchos casos, las cosas les aparecen de repente y cuesta mantenerse con los pies sobre la tierra. Sin dudas, la carrera de muchos jóvenes no son similares al común de los jóvenes.

-Hay jugadores que sobresalen muy jóvenes y que a los 15 años ya tienen sus primeros minutos en la Liga, se les suman selecciones, campus internacionales; con las redes sociales se exponen a opiniones (negativas y positivas). ¿Se habla esto con los chicos en las selecciones. Cómo lo manejan usted y sus colaboradores?.

Hoy por hoy la exposición mediatica, las redes sociales, la ansiedad de parte de los allegados o familiares pueden ser favorables, y en otras contraproducentes. Sin dudas se habla mucho de lo que les puede llegar a suceder.
Hay que ser conscientes de que las cosas pueden aparecer de manera muy rápida, cosas que nunca imaginaron, pero así como llegan, sino son sistemáticos en su manera de entrenar o de conducirse las pueden perder tan rápido o más que como les ha llegado.
Es muy difícil de manejar las situaciones que los rodean, de hecho es difícil para los profesionales ya consagrados, imaginate en pequeños en edades de desarrollo.
Igualmente aquellos que tienen la capacidad de mostrarse sólidos en su conducta, en sus acciones frente a lo que les sucede a diario, son los que consiguen potenciarse día tras día.

Vivimos en épocas donde se compite mucho con la tecnología, y algunos cambios en cuanto a las figuras de autoridad, el respeto hacia ellas. ¿Cómo es trabajar con todos estos condimentos, como formador?

Sin dudas es el gran desafío, no hay que ponerse en contra de esta época que nos toca vivir, hay que aggiornarse con lo que nos sucede, el medio a lograr es un feedback con ellos, a través de la manera en la cual se vive. Tenemos pensado varias situaciones para tratar de manejarnos con la realidad en que ellos se manejan a diario.
Nuestra idea es que los chicos estén más horas en el club, con trabajos individuales que los potencie a diario. La manera de lograr eso es que luego de esas actividades ellos puedan volcarlas a los medios en los cuales se manejan. Hoy podemos llegar a más lugares y de manera más rápida que antes. El tema es que las necesidades de entrenamiento alcancen los parámetros que se proponen.

El formador del club

Ramiro Diaz Cuello. Entrenador. Fue hasta el 2016 entrenador y coordinador en formativas de Villa San Martín de Resistencia, obteniendo varios títulos provinciales y regionales, durante varios años. Además entrenador en el Torneo Federal, en las temporadas que el club jugó en la categoría. Además, entrenador de selecciones de Chaco. Tuvo entre sus jugadores, en formación a Lautaro López.
Como entrenador, ¿qué piensa que pueda aportarle un sicólogo a la formación de los jugadores, y a ustedes como entrenadores?
Yo creo que el aporte de un psicólogo deportivo en un club sería lo ideal, pero hay que ver con la realidad que vive cada club. Muchos clubes solo cuentan con uno o dos entrenadores para todas las divisiones formativas y se hace difícil pensar hasta en tener un preparador físico. Hoy en día los chicos necesitan mayor contención y tener un profesional calificado ayudaría a prevenir algunos posibles problemas futuros y a potenciar la creatividad y las virtudes.
En el caso de Villa, donde te tocó trabajar con varias camadas que dominaron el básquet formativo los últimos años en la provincia y en la región, club decidió sumar el básquet profesional, no hace mucho tiempo. ¿Cómo se canalizan esos resultados, para que los chicos hagan la transición, con tantos equipos de liga dando vuelta?
Es muy difícil esa transición porque muchas veces se apresuran los pasos. Los equipos profesionales, por una cuestión reglamentaria, tienen un cupo de jugadores mayores y necesitan de juveniles para poder entrenar, entonces no siempre están preparados ni físicamente, ni técnicamente, ni tácticamente y menos psicológicamente. Si ese proceso va acompañado de competencia para el chico, ya sea local o regional y de exigencia para su crecimiento, entonces puede servir en su evolución, porque el jugador joven crece jugando, compitiendo. Por supuesto, que cada caso es particular, pero en su generalidad un chico en un equipo de liga no va a tener minutos y se debe pensar de crear un buen entorno de contención y de cantidad de partidos, no sólo entrenamientos.

Te tocó ser parte de la formación de uno de los jugadores de mayor proyección en la zona, como lo es Lautaro López. Como entrenador, a veces con tantas categorías a cargo, ¿cómo se trabaja con jugadores como él, tienen una demanda diferente?
Si, nosotros en el club buscábamos integrar a todos los chicos en los entrenamientos y que todos tengan competencia, pero los chicos con talento como Lautaro, siempre requiere de otro tipo de trabajo.
Lautaro es un jugador competitivo al máximo, no quiere perder a nada, entonces nosotros tratábamos de canalizar su energía para potenciarlo como jugador. Siempre es más fácil tener que frenar a un jugador con muchas ganas, que tratar de motivar a alguno que no la tenga. También siempre le preguntábamos si quería jugar en una categoría superior, porque como jugaba cada partido como si fuera una final, dosificábamos su descanso. El estudio es otro tema que le dábamos mucha importancia como así también a la parte física cuando ya empezaban a entrenar con la primera división.
-Se habla mucho del talento natural, de la capacidad física, fundamentos, altura. ¿Qué lugar ocupa lo mental, dentro de las condiciones a tener en cuenta en un deportista que se está formando para ser profesional?.
Creo que la parte mental es determinante para hacer un salto de calidad. Cuando se tienen bien en claro los objetivos a largo plazo, la parte psicológica juega un papel clave en superar los obstáculos que un jugador joven tiene que experimentar. Estando fuerte y convencido desde la cabeza, se puede potenciar el talento y el físico. Estas tres capacidades talento, físico y cabeza combinadas, son las que convierten a un jugador proyecto en un jugador de élite.
Vivimos en épocas donde se compite mucho con la tecnología, y algunos cambios en cuanto a las figuras de autoridad, el respeto hacia ellas. ¿Cómo es trabajar con todos estos condimentos, como formador?
Hay que adecuarse a los nuevos tiempos. Cuando las reglas son claras, los chicos respetan a la autoridad, pero esa autoridad tiene que ser por convencimiento no por imposición. Cuando un jugador comete un error en el juego tenemos que comprenderlo y hacer que los compañeros hagan lo mismo, en lo que si hay que llamar la atención es cuando no hay ganas de jugar o hay una llamativa desconcentración.
Los chicos de hoy debido a la tecnología son más creativos, y hay que usar esa capacidad para su desarrollo tratando de mantenerlos el mayor tiempo posible enfocado en una actividad. En la actualidad todo se quiere conseguir en poco tiempo, entonces hay que convencerlos que la dedicación y el compromiso traen sus frutos a largo plazo.

La familia 

“Este chico es producto de la familia en que nació, la educación que le dieron, la niñez que disfrutó, el barrio en el que se crió, el club en el que se formó, y en los que siguió su crecimiento…” (Oscar “Huevo” Sanchez, sobre Ginóbili) (5)

Mariano Marcos, entrenador de El Coatí (Eldorado, Misiones), coordinador regional (NEA) del Campus de tecnificación y desarrollo de CABB. Asistente técnico de las selecciones U17 y U18 de Argentina, en Sudamericano U17 y Pre Mundial U19 . Entrenador de la selección U17 de Misiones, y además el padre y formador de Juan Ignacio Marcos (debutó a los 15 años en Liga A, Argentina, con Peñarol de Mar del Plata)

Como entrenador, ¿qué piensa que pueda aportarle un sicólogo a la formación de los jugadores, y a ustedes como entrenadores?
Creo que es una parte más para sumar a los cuerpos técnicos muy importante, la cabeza de los jugadores maneja todo y sin dudas muchas veces cumplimos esa función de ser psicólogos los entrenadores, el preparador físico un dirigente o algún padre allegado. Apostaría en un proyecto importante sin dudas a tener un profesional en mi grupo de trabajo.
¿Cuán determinante es el desarrollo o trabajo de lo mental, en un jugador de un club que no juega liga, pero que terminan luego dando ese salto, muy jóvenes, en algunos casos?
A mi entender no sólo pasa por irse de un club chico a uno grande, pasa por que es un mundo nuevo, lejos de su club de origen, de la familia y de sus amigos y compañeros. Sin dudas es uno de los momentos más difíciles en la vida de una persona y no hablo solo del jugador en sí, tienen que ser muy fuerte, demasiado diría, algunos lo pueden hacer pero sin dudas que el psicólogo aportaría muchísimo en estos casos, como en la mayoría de los proyectos no están ahí aparecen otros compañeros más grandes o gente que cuida de ellos entendiendo que el desarraigo es uno de los dolores más grandes que viven los niños.
Te tocó ser parte de la formación de varios jugadores que dieron un salto a clubes de liga y selecciones. Como entrenador, a veces con tantas categorías a cargo, ¿cómo se trabaja el potencial y desarrollo de estos jugadores, tienen una demanda diferente?
Para mí siempre hay una demanda diferente a aquel chico que quiere ser profesional o llegar lejos, nosotros le sumamos entrenamientos de fundamentos, le hacemos un seguimiento con los padres no sólo en lo que respecta a entrenar si no a su salud, a las comidas, las salidas nocturnas, los estudios etc. También los hacemos jugar en todas las categorías posibles y en los puestos de proyección. A veces resulta y a veces no, hoy cuesta que los chicos se enfoquen en eso, ser jugador profesional ante lo que piensan muchos es muy sacrificada
-Se habla mucho del talento natural, de la capacidad física, fundamentos, altura. ¿Qué lugar ocupa lo mental, dentro de las condiciones a tener en cuenta en un deportista que se está formando para ser profesional?.
Mira no quiero hablar de porcentajes, no existen en esto, no hay fórmulas y han llegado jugadores que hicieron caminos totalmente distintos, diferentes escuelas, diferentes edades para emigrar, distintas suertes ene selecciones menores. Si creo que hoy en día es clave la perseverancia, en un mundo nuevo para todos que utilizamos tanto la tecnología y cada vez menos horas en una cancha no tengo dudas que el que tenga la mentalidad de llegar y lo ponga en práctica lo va a lograr, tal vez tarde más que el talentoso pero llegará el día en que luchas y luchar le dará su premio.
Vivimos en épocas donde se compite mucho con la tecnología, y algunos cambios en cuanto a las figuras de autoridad, el respeto hacia ellas. ¿Cómo es trabajar con todos estos condimentos, como formador?
Es es muy difícil competir, los chicos están más pendientes de la play o las redes sociales antes que pasar horas en la cancha o jugar a juegos al aire libre como lo hacíamos en nuestra niñez. Por eso muchos no tienen fuerza ni coordinación o cosas propias que nos las daba el estar en el club o en la calle misma. Algunos padres colaboran y les dan un tiempo determinado para la tecnología, o no les dan la oportunidad de dormirse a las 5 o 6 de la mañana todos los fines de semana. En esto podemos colaborar pero el 80% es responsabilidad de los padres
En tu caso, te tocó cumplir la doble función de ser formador y padre, de un jugador que debutó en la Liga Nacional a los 15 años, y que emigró siendo muy joven. ¿Cómo fue el proceso para la familia, y cómo lo van llevando, ante la exposición en redes y en los medios de un jugador con un talento tan joven?
Durisimo, aun lloro varias veces por semana extrañándolo. Juani es fuerte y duro pero calculo que también, pero tiene una mentalidad muy fuerte para la edad que tiene y su horizonte muy claro. Eso por otro lado me hace entender que eligió bien. Y lo que siempre le digo ante tanta popularidad que tomó en poco tiempo es que siempre mantenga la humildad y siga entrenando en cada día sea su categoría o la Liga con la misma intensidad, que hay miles como él o mejores pero solo van a llegar los que se mantengan responsable y humildes. Va por buen camino ojalá Dios y sus entrenadores lo protejan y lo orienten

11226015_1019660761406961_986495356185086378_n
Macarena Ormaechea, abogada (mamá de Lautaro López)

Lautaro se fue muy joven del club de siempre, de la familia, el colegio, los amigos. ¿Cómo fue el proceso para la familia, y cómo lo van llevando actualmente?
Como todo proceso de separación fue y es difícil desde el afecto, porque la falta de presencia física cuesta muchísimo Sin embargo, siempre apoyamos a Lautaro incondicionalmente porque desde muy chico su objetivo era ser jugador de básquet profesional. Al acompañarlo siempre, la vida de la familia comienza a girar en torno al deporte (viajes torneos eventos en el club por eso cuesta para nosotros también que el no este. Actualmente si bien ya paso la parte mas dura que fue su ausencia en la vida de familia (almuerzos, asados de los domingos, salidas o simplemente compartir una charla post partido) tratamos de acompañarlo siempre que podemos viajamos a compartir con el, pero gracias a las redes sociales pareciera que las distancias se acortan y diariamente podemos estar en contacto
¿Cómo manejan con él, la exposición en redes y en los medios de un jugador con un talento tan joven?
Creo que otro aspecto positivo que tienen las redes es, además de permitirnos saber de él diariamente, favorecen desde el punto de vista deportivo al desarrollo de su imagen pero también que muchos chicos vean que se puede llegar si uno se esfuerza, se entrena. También tiene su lado negativo creo que para el caso concreto de Lautaro hace que él se auto exija y quiera acelerar sus tiempo ,pero siempre intentamos siempre hacer pisar la tierra siempre con humildad y paciencia, no todo es tan rápido y fácil como si pasa en las redes..
Como mamá, ¿qué consejos podría brindar a padres que podrían atravesar una situación similar?
Apoyar a los hijos en el deporte es la herramienta más sana q podemos darle porque fomenta buenos hábitos, valores, disciplina, amistad Y los aleja de los flagelos q sufren hoy día los adolescentes (droga, alcohol, computadoras) Y acompañarlos e incentivos a q cuando uno tiene un sueño hay q esforzarse Y se puede lograrlo en nuestro caso encontramos en el club nuestra otra familia amigos, papas y entrenadores que ayudaron también; sin que eso no signifique que todas las noches lo extrañe horrores (risas).

Nota: A los fines de este artículo, se tomó como referencia a los jugadores  Juan Ignacio Marcos, 16 años, base, Peñarol de Mard del Plata, formado en Náutico, Española y El Coatí de Eldorado, por su padre y entrenador, Mariano Marcos,. Juani debutó en la Liga A a los 15 años, además de participar en preselecciones y selecciones de Argentina, y campus internacionales. Y a Lautaro López, 17 años, base, San Lorenzo de Almagro, equipo donde debutó a los 16 años en la Liga A, además de jugar para la selecciones de Argentina, y participar en varios campus internacionales, surgido de la cantera de Villa San Martín, Chaco. Pero cabe destacar que entre la generación 98-2001, hay muchos jugadores de proyección como ellos.

Aquí comenzó a gestarse la nota, un verano, con este libro

Aquí comenzó a gestarse la nota, un verano, en Nono, Córdoba, con este libro……

Referencias

1- Luis Humberto Serrato en el III Congreso de la Sociedad Iberoamericana de Psicología del Deporte celebrada en Bogotá, Colombia en 2010.
2- Del libro “El Señor de los Talentos”, de Julian Mozzo (Editorial Arte Gráfico, 2013)
3- Del libro “El Señor de los Talentos”, de Julian Mozzo (Editorial Arte Gráfico, 2013)
4- “El papel del entrenador en la aplicación de la psicología del entrenamiento deportivo” (http://www.efdeportes.com/efd166/la-psicologia-del-entrenamiento-deportivo.htm)
5- Del libro “El Señor de los Talentos”, de Julian Mozzo (Editorial Arte Gráfico, 2013)

Fotos: NBA México (portada).

Por Mariana A. Alegre

La Naranja está en el Aire

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

You may also like...

1 Response

  1. Prof. Carlos Miño dice:

    Felicitaciones, gran aporte y mucha dedicación en este articulo, aparte de que la pagina es de mucha utilidad en cuanto a la información del basquetbol regional, agregar este tipo de material es un claro acierto.!
    A seguir asi Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *