La Generación Dorada, presente en grandes eventos como el Coloquio IDEA y CREA TECH

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

Por estos días los integrantes de la Generación Dorada, fueron invitados a dos importantes eventos en Argentina, que trascienden el deporte, y tienen más que ver con los negocios, pero que buscaron inspiración en este grupo tan significativo del deporte argentino.

thumbnail_20171012_155343_resized

El Coloquio Anual de IDEA es el punto de encuentro que desde hace más de 51 años reúne a los dirigentes de los sectores relevantes del ámbito nacional e internacional, para que en forma independiente señalen los temas más importantes que afectan al futuro del país.

El 52° Coloquio Anual de IDEA, “Puentes hacia el futuro” nace a partir de la vocación de generar espacios de reflexión que se constituyan en puentes para lograr el desarrollo de nuestro país. Este último requiere, como condición central, trabajar en conjunto, unir voluntades, compartir objetivos, articular visiones y perspectivas. Por ello, este Coloquio será una invitación a esa articulación. A construir puentes que nos permitan trabajar sobre las cuestiones más importantes para el desarrollo de la Argentina.

Allí estuvieron presentes físicamente,  y “virtualmente”, presentes Juan Ignacio Sánchez, Fabricio Oberto, Luis Scola, Emanuel Ginóbili y Andrés Nocioni.

El Coloquio Anual de IDEA es el punto de encuentro que desde hace más de 52 años reúne a los dirigentes de los sectores relevantes del ámbito nacional e internacional, para que en forma independiente señalen los temas más importantes que afectan al futuro del país. La 53° edición del Coloquio, “TransformándoNOS”, que arrancó ayer y se extenderá hasta mañana, tiene un formato de charlas con diferentes exponentes del país como protagonistas.
Para esta ocasión se quiso contar con la presencia de la Generación Dorada y reunieron a cinco integrantes de primerísimo nivel: Emanuel Ginóbili y Luis Scola estuvieron a través de una pantalla, mientras que Fabricio Oberto, Andrés Nocioni y Juan Ignacio Sánchez estuvieron presentes en el Hotel Sheraton de Mar del Plata.
Egos, confianza, retroalimentación de los errores, la ruptura de un paradigma, fueron temas que se tocaron en una charla que se extendió durante 75 minutos. A continuación un extracto de la nota delDiario Clarín con sus concpetos, los cuales siempre siven para tenerlos en cuenta y crecer.
Sánchez: Los egos nuestros no sólo son grandes, son enormes.
Nocioni: Es muy necesario.
Sánchez: Claro, claro. Yo no tenía ego, por ejemplo (risas, aplausos). ¿Qué hacíamos con esos egos? Resignarlos, en pos de un objetivo mucho más grande. Eramos muy inteligentes como equipo. Había amistad, comprensión, pero sobre todo teníamos claro que había que resignar cosas. Y nos costaba, claro. Lo íbamos haciendo. Cuando pasás de ser un equipo de 12 jugadores a un equipo de un solo jugador, eso se nota. Sin duda los egos eran gigantes, pero resignamos un poco de cada uno.
Nocioni: Cada uno tenía su ego, en muchos casos veníamos de ser estrellas en nuestros equipos, pero ni bien tocábamos el aeropuerto de la Argentina nos sacábamos lo que traíamos de nuestros equipos.
Oberto: Ibamos resolviendo en el vestuario esas cuestiones, cada uno sabía las características del otro. Todos sabemos que el Chapu tiene dos corazones, o que un tipo como Ginóbili, en una final sólo anotó cuatro puntos porque nos fue cediendo a todos.
Desde un video, Ginóbili acotó: Chapu (Nocioni) sabía cuál era su lugar en el equipo, Fabricio era otro jugador de primer nivel europeo, siempre pendiente de que los demás pudiéramos dar lo mejor de nosotros.
Oberto: Si no hubiéramos perdido en la final del Mundial de 2002, no nos hubiéramos hecho lo duros que resultamos en las Olimpíadas de 2004. Y te perdés aquel tiro (en alusión al intento fallido de Nocioni en 2006), pero sos el mismo tipo que la metés en Río.
“Pepe” Sánchez, con tono de líder dentro del grupo, aprovechó para pegarles a los que denostaron a la Selección de fútbol. “La vara del éxito es muy particular. Acabamos de ver, hace una noche, a lo que lleva una búsqueda innecesaria, agresiva, del éxito”.
Nocioni: No sé qué estamos haciendo acá esta noche (risas). Creo que acá deben saber muy poco de básquet, con todo mi respeto (aplausos). Tratamos de transmitir pasión al equipo. Creamos un vínculo tan importante, de trabajo, que podemos llevarlo a todos los ámbitos. Tumbamos potencias, tumbamos mitos, tumbamos ideas. Se creía que era imposible ganarle a Estados Unidos o a Yugoslavia.
Luis Scola (por video): Los protagonistas de la Generación Dorada logramos roles muy diferentes. (Walter) Hermann, por ejemplo, que era una estrella, en el equipo tuvo un rol más limitado, pero nos dio el plus que necesitábamos para pasar a semifinales.
Ginóbili (por video): Todos queríamos comernos la cancha, pero había un objetivo por encima de todo.
Nocioni: Siempre quisimos mejorar, eso también es un dato. En la mesa no sólo hablábamos de básquet.
Sánchez: En Australia 1999, cuando todavía jugábamos en la U-22, llegamos sólo hasta la semifinal. Pero en ese campeonato empezamos a sentir que había algo especial. Talento hay, por supuesto, hay muchísimo talento, muchos personajes. Gente como Oberto, un tipo grande pero que en la cancha pensaba con la mentalidad de un base. Generamos una confianza ciega en el otro: eso te potencia de una forma que no podés imaginar, te transforma en una armada que va en bloque. Y si había un error, no se reprochaba, era sólo un error y se lo dejaba pasar. La confianza tiene que ser ciega.
Sánchez: Se acabaron las reglas cuando nos dimos cuenta de que estábamos para ganarle a Estados Unidos.
Nocioni: Nos dijimos rompamos los límites. Creo que como país también lo tenemos que hacer (aplausos).
Sánchez: Gregg Popovich, hoy el mejor entrenador de básquet del mundo, dice que hay tres escuelas: Serbia, la Unión Soviética de los años 60, y nosotros. La selección de Estados Unidos nos estudió a nosotros. Eso fue algo que lo dijeron abiertamente, como hacen los estadounidenses. Destacaron las individualidades con capacidad de cumplir roles dentro del equipo, con lo cual a partir de allí se volvió imposible ganarles. Pero para que se entienda: es como si en fútbol, Brasil se pusiera a estudiar a Corea del Sur. ¿Se entiende? En básquet, Estados Unidos copió un modelo de juego que era nuestro, que fue autogenerado, ya que no había un sistema previo que pudiera predecir que iba a salir la Generación Dorada. Por eso muchas veces me pregunto por qué no nos organizamos y aprendemos a convivir de manera mucho más coherente, resignando un poco más de aquí y allá. Pudimos validarlo en el básquet moderno. Lamentablemente hay que dar pruebas de éxito para convalidar las cosas, pero que nos vengan a copiar, y no haber sido nosotros los que copiamos, al menos es un caso interesante.
Scola (video): Es importante también saber perder, hacerlo de una forma digna. En los últimos años tuvimos resultados más humildes, pero creo que el mensaje que nosotros supimos transmitir fue evolucionando.
Nocioni: Este grupo nació en Argentina, no en otro lugar. Yo nací en un pueblito (por Gálvez, Santa Fe), Pepe en Bahía Blanca, que es otro pueblito (risas), Fabricio venía de Córdoba, una ciudad más importante. Pero todos nosotros éramos chicos, éramos de pueblo, y lo logramos.
Ginóbili (video): Cuando el trabajo es genuino se genera un estado de honestidad y de bienestar que te termina retroalimentando.
Sánchez: Si queremos construir, la pregunta es qué queremos resignar.
La gesta de Indianápolis, el juego clave
CREA, organización relacionado al sector productivo, llevó adelante, como todos los años su Congreso anual, en esta oportunidad denominado CREA TECH, el bloque final, estaba dirigido hacia las empresas, y dentro de este, Rubén Magnano y Juan Pablo Sorín, hablaron del trabajo en equipo.
En otro punto del país, en su Córdoba natal, el entrenador Rubén Magnano compartió un panel, junto al exjugador  de fútbol, Juan Pablo Sorín. Entre sus conceptos, Magnano habló de su rol como entrenador, señalando cuestiones como la escucha atenta hacia el grupo, la percepción de lo que sucede en el grupo e individualmente, y el cómo -de alguna manera- ese hambre de gloria, transformó a un grupo de jugadores, que ya son leyenda.
 “Yo me sorprendí el año pasado, cuando vi un documental que hizo ESPN  haciendo referencia, cuando se cumplieron diez años, cuando Argentina le gana al Dream Team. Quede sorprendido, porque escuchándolos a ellos, después de diez años, noté poca credibilidad en ganar”, comenzó diciendo
“Eso me llena de orgullo y satisfacción, porque a medida que fue transcurriendo la charla técnica, ellos fueron modificando su postura, su crencia, para salir al campo de juego, con un alto grado de convencimiento….”, y continúa diciendo “muchos periodistas se acercaron a preguntarme si iba a jugar con todos los jugadores o los iba a ‘guardar’, para el partido que seguía, descartando la posibilidad de poder ganar”.
“Ustedes (por los entrenadores o líderes) son facilitadores de éxito de las personas que dirigen, entonces están obligados a crear un ambiente de credibilidad, y están obligados a hacerles pensar que pueden ganar. La charla fue dirigida hacia eso, y por supuesto con un alto contenido táctico, pero básicamente uno tiene la obligación de salir a ganar en todo lo que hace”, agregó el entrenador
Para cerrar, Magnano hizo referencia a “Pueden suceder adversidades, y los miedos pueden desviarte del objetivo….pero nada, ni nadie, por más adversidades que haya te puede desviar de tu objetivo. Me ha tocado, como entrenador de selección, enfrentar a equipos que han jugado a perder tratando de evitar al Dream Team. Nosotros no, nosotros íbamos a jugar contra quien fuere, y nos íbamos a preparar para jugar contra quien fuese, y así afortunadamente, trajimos una medalla dorada al país”

Informe sobre Coloquio IDEA: Básquet Plus. Informe CREA TECH: Mariana A. Alegre La Nranja está en el Aire.

 

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *