Villa sufrió pero logró su primera victoria del año

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

Villa San Martín dejó atrás una serie de derrotas, y en su casa logró vencer a Talleres de Tafí  96 a 90. En el Tricolor Travis Hammonds cerró su casillero con 33 unidades, mientras que por la visita, Jerónimo Solozano y Lyonell Gaines aportaron 20 puntos.

villa-talleres

El partido de arranque fue muy parejo, ninguno de los 2 podía sacar alguna ventaja y solo había individualidades. Dentro de esto, en los locales el norteamericano Travis Hammonds era lo más efectivo en un partido que todavía no se encendía (10 – 8). Villa San Martín fue ajustando la defensa y en ataque había mayor claridad, siempre este encontrando respuestas en el perímetro con Martín Cabrera más los aportes de la dupla extranjera (Hammonds – Larsen) y así comenzar a marcar presencia (20 – 13). Por el lado de Talleres solamente el perímetro por momentos de Martín Gómez daban esa respuesta necesaria al equipo para volver a estar en juego y estar a la expectativa. El partido nunca tuvo un dominador claro pero si el Tricolor podía marcar esa pequeña diferencia en los primeros 10 para cerrarlo por 23 a 20; juego muy complicado para ambos.

El segundo cuarto no cambió mucho al primero, aunque de arranque el cordobés de Villa San Martín, Bernardo Ossela, clava 2 triplazos para marcar la cancha y él calentar la mano. Cuando parecía que iba a inclinarse para los locales, los tucumanos también ponían a la luz sus armas en ofensiva y en este aspecto el perímetro de Jerónimo Solozano volvía a equilibrar las acciones y a dejar sin un dominador claro (31 – 29). Si bien Villa San Martín podía conseguir una mínima ventaja nunca podía imponer el buen juego que lo depósito en el “Súper 4”. Como si fuera poco, el partido era cerrado y llegaba el momento donde ambos no podían hacer nada productivo y por ende abundaban los tiros errados y las perdidas (36 – 33). Después de este bache, Villa San Martín en el final pudo sacar sus individualidades mínimamente, encabezados por Agustín Carnovale y Paul Larsen para ir al descanso largo con ventaja de 42 a 33 y de alguna manera poder decir que los últimos minutos fue lo mejor de los locales en lo que iba del partido.

El tercer cuarto volvía a ser muy cerrado pero Villa San Martín mantenía esa pequeña ventaja que lo dejaba tranquilidad de alguna manera a pesar de que la gente de Tucumán volvió a tener en Jerónimo Solozano lo más claro (49 – 47). Nunca hubo un gran momento de alguno de los 2 o por lo menos tener el control del partido pero lo positivo para Villa San Martín era que mantenía la ventaja y por el lado de la visita que siempre estaba en partido. Otra vez en el final y por suerte para Villa San Martín el cierre del periodo era más que positivo y dejaba la esperanza de que la diferencia iba a extenderse de forma amplia. El score era de 61 a 54 y un último cuarto que seguramente iba a tener mucho dramatismo.

Ya en el último cuarto, las cosas nunca cambiaron demasiado pero si algo había que entender era que todo iba a ser muy parejo y el ganador iba a aparecer en el final. Había varios pasajes que fueron los que Talleres de Tafí Viejo aprovechaba al máximo y fue de tener la efectividad necesaria como consecuencia de los errores reiterados de Villa San Martín que no podía asentarse. Fue tan bien aprovechado las falencias de los locales que los tucumanos pasaban al frente (63 – 64).

Luego de este buen momento de Talleres y por suerte para los locales, Paul Larsen, Alejo Toledo y Martín Cabrera volvían a encabezar las ofensivas de forma más que positiva para conseguir lo más importante, o sea, liderar el score (72 – 71). Todo indicaba que el juego iba a definirse en el final, y así fue. Algo para no dejar pasar fue que Villa San Martín erró 4 libres seguidos y por desgracia para estos, Talleres encuentra en sus perimetrales la efectividad necesaria para dejar el tanteador en 79 y estirar la definición a suplementario.

En estos 5 minutos extras Villa San Martín encontraba un jugador que se adueñaba del ataque y era la principal y única vía de gol: Travis Hammonds. Este jugador fue el alma del equipo y el que fue llevando lentamente a su equipo a obtener el primer triunfo del 2018. Los minutos pasaron y Talleres entró en el nerviosismo que llevó a los jueces a sancionar con faltas técnicas, haciéndose todo más fácil para Villa San Martín. Y llegaba el final, el Tricolor sufrió pero obtuvo su primer triunfo del año por 96 a 90 y toda la alegría en casa nuevamente.

Fuente: Prensa Villa San Martín

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *