El semillero del norte sigue desarrollándose

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

El escolta chaqueño, Francisco Conrradi, de 15 años hizo su debut en la Liga Nacional A de básquet con Quimsa de Santiago del Estero. Fue en la victoria de La Fusión sobre Atenas. En febrero, en el mismo equipo (donde también juega el chaqueño U19 Sebastián Lugo), el tucumano Tomás Allende hizo su debut, y en marzo, el misionero Lucas Landi, lo hizo con Estudiantes de Concordia. El semillero del norte argentino se hace notar

58conrradi

 

El 2018 sigue siendo un año importante para Francisco Conrradi, el jugador nacido en Hermoso Campo, formado en Sportivo Argentino, y de paso por Hércules de Charata, con quien debutó en primera, a comienzos de este año en el Provincial de Mayores, con tan solo 14 años. Convocado a la selección Argentina (en octubre se jugará el Sudamericano U15), Conrradi tuvo su debut en el juego por el Súper 20, entre Quimsa y Atenas, que fue victoria de los santiagueños, con un minuto en cancha.

Además, La Fusión estará jugando semis del Argentino de Clubes U15, que ya lo tuvo como figura, en los cuartos de final, y que lo tiene como uno de los goleadores.

Sin lugar a dudas, el desarrollo de jugadores en el norte y la posibilidad de que sean vistos, a través de campus de tecnificación, argentinos de selecciones y de clubes, ha ido cambiando en los últimos cinco años, por lo menos. Del debut de Juan Ignacio Marcos en Peñarol (con 15 años), y de Lautaro López (16) en San Larenzo, en 2016, varios jóvenes talentos han ido emigrando.

Sin lugar a dudas, muchas son las cuestiones a reflexionar: formación, competencia, éxodo (cada vez más jovenes), desarrollo, pero lo cierto es que el talento está (en los jugadores y formadores). Torneos como el provincial de Chaco 2017-18, le dieron importante rodaje a varios jugadores juveniles (entre ellos Conrradi), y demostraron que se necesita una revisión en las competencia locales, para seguir estimulando ese desarrollo, y reconocer la tarea de formación -y de los formadores-  que no es sencilla. Y surge la duda de por qué clubes de la región, suman juveniles de otras partes del país, cuando hay tan buena cantera en sus lugares de origen.

Mariana A. Alegre

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *