¿Por qué la selección U16 femenina de Chile entrena condiciones extremas?

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

La preselección nacional U16 femenina de Chile continúa su preparación rumbo al Campeonato FIBA Américas U16, en Puerto Aysén, del 16 al 22 de junio. Es por eso que el cuerpo técnico decidió realizar parte de esta preparación en un lugar totalmente diferente al de donde se jugará el torneo, lo hizo en Guayaquil, Ecuador, elegido por el staff de la Federación Basquetbol de Chile para realizar una óptima preparación.

Sudamericano-U15-Básquetbol-Femenino-2018-750x350-1-752x440

Escoger la ciudad ecuatoriana fue todo un reto para el cuerpo técnico comandado por el entrenador Warren Espinosa, quien explicó que influyeron las condiciones climatológicas, situaciones que le permitirían al grupo ser llevadas hasta el límite físico y mental. La estrategia era crear escenarios similares a los que se podrían presentar en la cita premundialista contra selecciones de la talla de Estados Unidos o Canadá.

“Le hemos dado mucho énfasis a la parte física, el trabajo con el que inició Marcelo Banegas. El objetivo de ir a estas condiciones es precisamente por esto. Realizamos cinco juegos bajo un promedio de 31º o 32º grados de temperatura con una humedad de alcanzaba el 72%. Son aspectos extremos que nos permitieron potenciar la parte cardiovascular de las jugadoras. Ese objetivo se cumplió. Al último mes le hemos dado énfasis a la parte física y nutricional. La gira sirvió para comprobar el trabajo previo”, explicó Espinosa sobre un proceso que se cumplió del 18 al 24 de marzo.

El fortalecimiento mental es otro de los factores de suma importancia en los seleccionados juveniles de Chile, la Federación apuesta a que el desarrollo de los niñas y niñas se realicen bajo estos pilares para poder fortalecer en otros aspectos a las selecciones.

“Estar bajo estas condiciones dentro de las canchas en momentos difíciles hace que el factor ambiental también afecte la parte mental”, aseguró el seleccionador nacional costarricense. Y la ciudad portuaria presentó la opción de poner a prueba el aspecto psicológico, relevante en el alto rendimiento. “Dentro de la cancha tuvimos momentos difíciles. Deportivamente no ejecutamos bien algunas acciones. Las niñas se sintieron abrumadas en algunos pasajes. Generar esos escenarios era la parte de decirles que, en condiciones parecidas, de cansancio físico, hay que aprender a ejecutar bien”.

Otro aspecto que trabajó la preselección compuesta por doce jugadoras fue cómo trabajar ante la ausencia de algunas jugadoras con disposiciones o roles claves en la estructura del equipo. “Queríamos ver cómo este grupo ejecutaba en ofensiva y defensa. Puntualizar los errores que hemos estado cometiendo y que se pueden maximizar al no estar algunas piezas del engranaje en los dos lados de la cancha. Entender que tenemos que trabajar y mejorar”, añadió el coach.

Así como también FEBA Chile tiene pensado para las selecciones U17 masculina realizar una gira por España en abril, para la U16 femenina una gira por EE.UU en mayo y para la U-7 en septiembre. Todos viajes que servirán para fortalecer a las selecciones menores en otros aspectos y no solo en lo técnico-táctico del baloncesto, para así optimizar su trabajo de cara a la preparación pensando en el presente y el futuro del seleccionado mayor.

Fuente: FIBA

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *