Matías Villalba: “Cada profesión tiene sus exigencias, y a veces hay chicos que no las pueden procesar del todo”

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

El santiagueño Matías Villalba, exjugador profesional, hoy abogado, de paso por equipos chaqueños y santafesinos en TNA y Liga B (Federal), charlo en nuestro espacio de El Deportivo, sobre cómo fue su etapa como juvenil y la decisión de dejar el básquet profesional a los 22 años.

58espa-progre3

Pensar en el futuro: “Muchas veces en los entrenamientos, en pretemporada, siempre se tienen a veces conversaciones con algún colega o entrenador, sobre el qué pasa después de esto que es tan lindo, tan intenso y tan corto a la vez. No sé si hubo un momento preciso, pero en el 2011, después de romperme los meniscos, decidí justo en el receso volver a mi casa, y dejar el básquet profesional, para dedicarme al estudio”

Ser juvenil en liga: “En aquel momento el contexto para los jugadores jóvenes era muy diferente, eran menos equipos, menos lugares. ….Económicamente, se manejaban otras cifras”

Estudiar y jugar: “Uno cuando es chico ve la situación de los jugadores más grandes, y ven cómo se van acercando al retiro, o habla con ellos, y en ese momento muchos se dedicaban a cuestiones comerciales, pero hay que tener alma de vendedor y yo no la tengo (risas). Ya había cursado un tramo de la carrera cuando estaba en Esperanza como juvenil, y bueno busque la forma de congeniar todo”

Lo que dejó el básquet: “El básquet en lo profesional, te forma para lo que vos quieras hacer en la vida, siempre que lo hagas con la dedicación que corresponde. Para mi era difícil despegarme de eso. Para estudiar tenía horario, para descansar, fui trasladando cosas del básquet al estudio y luego al ejercicios de la profesión. Me ha formado en mis hábitos, en la persona -con defectos y virtudes- que soy”

La presión: “Hoy se habla de protocolo de salud mental, o de la salud mental del jugador, porque hay cuestiones que antes no se hablaban, y no es un tema menor. Porque si te va mal un día en el trabajo, agarras el auto y te vas a ver a tu familia. No es fácil, conversar cuando uno no está bien. Cada profesión tiene sus exigencias. Hay chicos que no lo pueden procesar del todo, a mi me ha pasado”.

 

Villalba también contó lo que dejó su paso por los equipos chaqueños, principalmente en Española de Charata, cómo disfruta el básquet hoy, y cómo fue le proceso de ser juvenil en liga, en aquellos momentos.

La nota completa

Foto: Archivo Diario Norte, Agencia Charata.

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPuedes compartir esto en tu red social...

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *